31/5/17

CNI eligió a la vocera de sus pueblos indígenas, no a una candidata a la presidencia

Foto: Desinformémonos

Noé Pineda
31/05/2017 Desinformémonos

El pasado 28 de mayo, después de varias horas de deliberación y más de medio año de haber iniciado un proceso que a muchos tomó por sorpresa, ayer por fin conocimos los primeros 71 nombres de los integrantes y las integrantes del Consejo Indígena de Gobierno (CIG) y a quien será su vocera, es decir, el rostro más visto del movimiento en los siguientes meses y quien por su voz hablará una representación de diversos pueblos, al menos 58 lenguas representadas en esta decisión, que no todas las naciones, sino sólo las que hasta hoy suscribieron la iniciativa.

Para muchos medios de comunicación acostumbrados a la foto del día, a la nota del día, de la asamblea salió una candidata a la presidencia, cosa no sólo imprecisa, sino que en algunos, muchos, casos, tendenciosa, ya que en la presentación intentaron aclarar qué es, qué función tiene, qué objetivo tiene el CIG y su vocera,  y el por qué aprovechar una coyuntura así. Pero el asunto no sólo se puede entender mirando la foto del día o la nota periodística del día, porque si nos quedamos ahí no entendemos nada, menos aún si leemos o vemos alguna nota que comience con la frase: “El Congreso Nacional Indígena y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional eligen a candidata indígena a la presidencia para el 2018”.

Primero, el CNI tiene al menos 20 años de haberse formado como un espacio de encuentro de los pueblos originales en el contexto del levantamiento armado del EZLN y en un contexto de negociación de lo que se conocería después como “Los Acuerdos de San Andrés”. El Foro Nacional Indígena, espacio de debate de las demandas de los pueblos a poner en las mesas de negociación entre EZLN y el Gobierno Federal, devino en 1996 en el Congreso Nacional Indígena, que desde un principio se definió zapatista porque el EZLN fue quien promovió su formación. 

La concepción conjunta (entre representantes indígenas, intelectuales, activistas y funcionarios) de los Acuerdos de San Andrés, contenía, lo mínimo de las propuestas de autogobierno y autonomía de los pueblos, misma que en diversos momentos se reivindica en el espacio público y en la arena pública.  Dice el CNI: “en el 2001, en nuestro III Congreso Nacional Indígena realizado en Nurío Michoacán  dijimos: por el reconocimiento constitucional de nuestros derechos colectivos  y nos sumamos a  la Marcha por la Dignidad Indígena que encabezaron nuestros hermanos del EZLN, en donde  la voz primera de nuestros pueblos y la voz mayoritaria de la sociedad mexicana se expresó exigiendo dicho reconocimiento. Pero la respuesta de este mal gobierno fue la traición al aprobar la contrareforma indígena del 2001, propuesta por el poder ejecutivo.” (1)

El CNI como espacio de confluencia de pueblos, organizaciones, comunidades, es un espacio dinámico, que a lo largo de sus más de 20 años, ha tenido altas y bajas, como todos los procesos sociales, ha tenido sus contradicciones que en ocasiones llegan a ruptura, pero de cualquier forma, confluyen.   El CNI se rige por siete principios y el espacio de representación es la asamblea general, como ellos y ellas mismas dicen: “nos regimos por siete principios y nuestro espacio máximo de decisión es la asamblea general reunida en el congreso, en donde todas y todos tenemos palabra para decidir colectivamente.

Servir y no servirse

Construir y no destruir

Representar y no suplantar 

Convencer y no vencer 

Obedecer y no mandar 

Bajar y no subir 

Proponer y no imponer 

Segundo, en el Quinto Congreso Nacional Indígena realizado en el mes de octubre de 2016 se propuso llevar a cabo una consulta en los pueblos que integran el CNI para decidir si se aceptaba la propuesta  presentada por el EZLN y emanada del CNI, para conformar un Concejo Indígena de Gobierno “cuya palabra sea materializada por una mujer indígena, delegada del CNI como candidata independiente que contienda a nombre de los pueblos que integramos el CNI y de la sociedad civil  en el proceso electoral del año 2018 para la presidencia de este país. El resultado de la consulta en diciembre del 2016 fue  la aprobación de la propuesta, con la participación de 523 comunidades, de 25 estados del país y de 43  pueblos indígenas.” (3)

he aquí el meollo de la confusión, cuando el CNI dice: “candidata independiente que contienda a nombre de los pueblos que integramos el CNI y de la sociedad civil  en el proceso electoral del año 2018 para la presidencia de este país.” Entonces ahí todos pensamos que van a participar en las elecciones y tienen candidata, van a participar como todas las fuerzas políticas reconocidas por el Instituto Nacional Electoral (INE), antes IFE, la compañera indígena va a ser como Emilio Álvarez Icaza, que es candidato independiente por parte del movimiento Ahora (4).
 
Pero resulta que en la dialéctica de los pueblos y en el pragmatismo de los mismos, la vocera es una candidata que no es candidata, es vocera. Pensemos pues, el CNI, los pueblos que lo conforman, vienen de diversas historias y experiencias que se encontraron en el desaparecido Foro Nacional Indígena, que han caminado cada cual su propia historia, la mayoría, si no es que todos, con mucho dolor, represión, muerte, saqueo y mentiras han resistido como mejor han podido al avance de las políticas depredadoras, ladronas de la clase política y de las empresas nacionales y trasnacionales; en esa larga resistencia se han aliado en diversos espacios de confluencia y con diversos actores, sujetos y organizaciones.

Muchos de los que el 28 de mayo fueron anunciados como integrantes del CIG, venían de un proceso de confluencia en el que, después de una seria reflexión sobre la necesidad de unir esfuerzos y hacer visible mediáticamente el despojo y la violencia de la que son objeto los pueblos indígenas con el avance de megaproyectos, las reformas estructurales, las reformas en temas de seguridad pública (que para los pueblos se traduce en represión), confluyeron en lo que se conoció como Campaña Nacional en Defensa de la Madre Tierra y el Territorio (Campaña). La Campaña destacaba en su lanzamiento: “Defendamos la cultura de nuestros pueblos, el control de producir nuestros alimentos, reconstruyamos nuestros sistemas normativos y de gobierno, nuestras instituciones comunitarias: la autonomía y el autogobierno. Creemos nuestras propias leyes, porque cuando la ley es injusta, lo justo es desobedecerla.

Levantémonos junt@s, sol@s no podemos. Cobijémonos entre tod@s. Si nosotr@s nos unimos, ellos tiemblan. Estamos viviendo la historia y queremos formar parte de ella. Ya no tenemos miedo. Porque todas nuestras luchas nos llevan a un OBJETIVO COMÚN: La DEFENSA de la VIDA y la MADRE TIERRA.” (5)  Y la misma convocaba a unir campo y ciudad, artistas, organizaciones civiles, mestizos e indígenas a sumarse a la Campaña durante el año que duraría, abril de 2016 a abril de 2017.

Muchos de los pueblos, barrios y organizaciones que fueron parte de la Campaña, no pertenecían al CNI, pero muchos otros y otras sí, así es el espacio, diverso. Ya para la Sexta Asamblea General en Defensa de la Madre Tierra y Territorio, realizada en  Temacapulín, Jalisco el 28 y 29 de agosto de 2016; las y los representantes mencionaban la necesidad de ir más allá, de dar un paso más en la lucha conjunta, de no quedarse sólo en los pronunciamientos de solidaridad ante la desgracia de los pueblos. Tan sólo en el primer mes de lanzada la campaña se registraron agresiones en San Francisco Xochicuautla, en Atenco,  en Tecámac, en los Pedregales, de Coyoacán, en Magú y 3 de mayo.

En aquella Sexta Asamblea se perfilaban varias iniciativas conjuntas y se enumeraban las amenazas y despojo de los territorios de los pueblos: “a lo largo y ancho de la República Mexicana los pueblos enfrentan proyectos de despojo como son minas –de tajo a cielo abierto, submarina, tumbe y relleno, y pocitos de carbón, entre otras–, represas y trasvases de cuencas, proyectos de generación de electricidad –termonúcleares, hidroeléctricas, termoeléctricas de carbón, combustóleo o ciclo combinado y parques eólicos a gran escala, entre otras), autopistas y carreteras, aeropuertos, puertos marinos, privatización de sistemas de abasto de agua potable, proyectos de desarrollo turístico a gran escala, proyectos inmobiliarios, gentrificación violenta, vertederos tóxicos, incineradoras de basura, explotación de hidrocarburos –pozos convencionales, pozos de fracking, pozos en aguas someras y profundas, gasoductos y oleoductos, refinerías y regasificadoras, entre otros–, biopiratería y bioprospección, privatización de semillas, transgénicos, piratería de conocimientos y saberes, programas de mercantilización de bienes forestales o de captura de carbono (como REDD+), explotación forestal, destrucción de manglares, ganadería industrial intensiva, monocultivos y agrocombustibles, entre otros proyectos de muerte.” (6) Lo que ahí se denunciaba, también se denunciaba por parte de los pueblos y comunidades del CNI.

Dos meses después, en el Quinto Congreso Nacional Indígena que tuvo lugar del 9 al 14 de octubre de 2016 en el CIDECI-UNITIERRA, el EZLN y el CNI denuncian que: “nuevamente nos damos cuenta de la agudización del despojo y la represión que no han parado en 524 años en que los poderosos iniciaron una guerra que tiene como fin exterminar a los que de la tierra somos y que como sus hijos no hemos permitido su destrucción y muerte para beneficiar a la ambición capitalista que no conoce fin, más que la destrucción misma. La resistencia por seguir construyendo la vida hoy se hace palabra, aprendizaje y acuerdos.” (7)

Y lanzan la convocatoria que por un lado dio ruta a miembros de la Campaña en el CNI, pero también desconcertó a más de un analista, a más de un activista, a más de un seguidor, seguidora convencida de la autonomía, a más de uno y una que no ve en el proceso electoral alguna alternativa; aquel 14 de octubre el EZLN y el CNI declaran: “nos declaramos en asamblea permanente y consultaremos en cada una de nuestras geografías, territorios y rumbos el acuerdo de este Quinto CNI para nombrar un concejo indígena de gobierno cuya palabra sea materializada por una mujer indígena, delegada del CNI como candidata independiente que contienda a nombre del Congreso Nacional Indígena y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional en el proceso electoral del año 2018 para la presidencia de este país. 

Ratificamos que nuestra lucha no es por el poder, no lo buscamos; sino que llamaremos a los pueblos originarios y a la sociedad civil a organizarnos para detener esta destrucción, fortalecernos en nuestras resistencias y rebeldías, es decir en la defensa de la vida de cada persona, cada familia, colectivo, comunidad o barrio. De construir la paz y la justicia rehilándonos desde abajo, desde donde somos lo que somos.

Es el tiempo de la dignidad rebelde, de construir una nueva nación por y para todas y todos, de fortalecer el poder de abajo y a la izquierda anticapitalista, de que paguen los culpables por el dolor de los pueblos de este México multicolor.”8

Y tercero, como decía ayer la compañera antes de leer el pronunciamiento final del CNI, llegó la hora, y el domingo 28 de mayo se dieron a conocer los primeros 71 nombres de las y los integrantes al CIG en la que se incluyen integrantes de pueblos indígenas como integrantes mestizos y mestizas, así como se da a conocer el nombramiento de la vocera, que formalmente intentarán inscribir su nombre en el proceso electoral para presidente en el 2018. Pero antes de ello, las tres mesas que presidieron la ratificación del nombramiento de María de Jesús Patricio Martínez, dieron a conocer el mandato de la asamblea a la vocera y al CIG, así como sus principios rectores.

Es importante rescatar estas tres mesas y por supuesto, los intentos de aclaración del CIG en pleno, ante las preguntas de la prensa, en la conferencia que siguió a la conclusión de la asamblea general del CNI. En dicha conferencia de prensa María de Jesús, conocida como Marichuy: “El participar, el aceptar participar como propuesta del CNI, hermanos del EZLN que también dieron su palabra, es con el fin de, no tanto de trabajar con la cuestión de llevar votos, de irnos a sentarnos en la silla maliciada, más bien nuestra participación es por la vida, es por la organización, es la reconstitución de nuestros pueblos que han sido golpeados por años y años, y creo que ahorita tenemos que buscar una forma para seguir existiendo. Creo que no solamente los pueblos, y el hecho de participar en este proceso es para invitar a todos aquellos sectores, a la sociedad civil organizada, no organizada a que también unamos los esfuerzos que podamos destruir a este sistema que nos esta acabando a todos en general. Nosotros como pueblos hemos analizado que vamos peleando por la vida y la vida incluye la tierra, el territorio, el agua, los árboles, todo, y se lo están acabando.”

Sara López, integrante del CIG de la península de Yucatán, antes de pasar a la ronda de preguntas afirmó:“El CNI desde el día de hoy tenemos nuestro CIG, ellos son, ellas son nuestro gobierno, ellos son, ellas son quienes van a caminar juntos con los pueblos…es el momento de los pueblos, es el momento de nosotros y nosotras para reconstruir este país que está hecho pedazos, para irlo armando, irlo construyendo, irle dando vida.

A pregunta expresa de periodistas:  “¿Han dicho no vamos por votos, entonces por qué van y qué opinan de Andrés López Obrador?. Una pregunta por lo menos insidiosa que tuvieron a bien contestar con el respeto y la sencillez que ameritaba. Mario Luna comenzó: “También hay una expectativa (del pueblo de México) pero también una gran desilusión del trabajo que han realizado los partidos políticos, es en ese sentido que el CNI ha decidido consultar a las bases, a las comunidades, a los pueblos, para proponer una alternativa y la alternativa que hemos encontrado es precisamente el llevar a cabo nuestras propuestas, nuestras plataformas mediante un CIG, el CIG en realidad será el que encabece está campaña. Para nosotros entonces, como la ley no lo permite que se pueda registrar un Consejo, entonces vamos a registrar a nuestra vocera, es en ese sentido que ya se marca una diferencia. Ella no será entonces la que dé la voz de lo que únicamente ella piensa, sino que va a transmitir las decisiones y los comunicados de todos los que estamos aquí, y obviamente todos nosotros vamos a consultar a nuestros pueblo…Nosotros no estamos ofreciendo entonces una solución mágica como acostumbran los partidos políticos, nosotros estamos invitándolos más bien a organizarse cada quien desde sus pueblos.”

A la pregunta de si no tenían preocupación por la aplicación de la ley electoral a su campaña, Betina Cruz del pueblo binni’zaa (zapoteco), dijo:“…y lo del marco jurídico electoral, no creo, nosotros no estamos en una campaña electoral, estamos, como dijo la compañera, estamos en una campaña por la vida, estamos en una campaña en defensa de la vida, del rescate de este país que se está cayendo y que se está despedazando con este modelo económico neoliberal que lo está destruyendo que está dejando que las multinacionales se roben a pedazos a nuestro país y nuestras vidas. Entonces nosotros no estamos haciendo campaña electoral, es una campaña por la vida, es una campaña por la organización de los pueblos, es una campaña por la construcción del poder desde abajo, no por la aspiración del poder de arriba.”

Mientras que Fortino Domínguez, zoque desplazado en Jalisco, dijo: “En este contexto de guerra y muerte que ha bañado de sangre a nuestras tierras, también nos hemos dado cuenta que son los pueblos indios de este país los que están generando alternativas reales a este país para la guerra que estamos viviendo a través de la reconstitución de sus tierras, la articulación de sus autoridades tradicionales o el ejercicio a través de métodos de seguridad propia, yo creo que por ahí hay que empezar a ver esas diferencias (con los partidos políticos) y en ese sentido, nosotros no estamos pensando que la solución va a venir de una sola persona, y ahí no solamente nos referimos a Andrés Manuel, sino a toda esa clase política de arriba que sigue pensando que va a venir “un rayito de esperanza” o una persona en lo individual a salvar a este país.”

En su turno, o uno de los varios turnos de él, el “Profe” Filo de la mixteca poblana se va más a fondo: “El asunto este es bien complejo porque es civilizatorio, estamos hablando de unos 10 mil años de historia, sobre eso es lo que estamos parados todos los que estamos aquí, el CIG, no confundan, no es una vulgar lucha por el poder, es un asunto civilizatorio, somos los descendientes de esos pasados, de esos antiguos que parieron ciudades, parieron sistemas de gobierno, parieron (…) muchas culturas, muchas lenguas. No. No estamos en los libros, estamos aquí, frente a ustedes…Puede decir la historia de arriba lo que quiera pero para nosotros la historia es otra, para nosotros da lo mismo si son conservadores o liberales, si son izquierda o derecha, o vayan a saber ustedes qué, porque el proyecto desde hace 500 años es el mismo.” 

Enfática, en su turno, Sara dice: “Si no van por voto, entonces por qué van, preguntaban. Pues vamos por todo, no queremos el poder, el poder corrupto, el poder que esta allá arriba, el poder que está destruyendo nuestro país, el poder que esta despedazando nuestro país, el poder que se esta llevando todos nuestros recursos naturales, desde el aire, nuestra agua, nuestros ríos. Todo lo que están implementando desde la península de Yucatán hasta Baja California, desde el sur hasta el norte, nos están destruyendo y nos están quitando todo lo que nos pertenece como pueblos. Por eso no vamos por votos…Entonces, no vamos por el voto, no somos ningún partido político, no estamos compitiendo ni vamos por el poder, desde abajo y a la izquierda vamos a construir este país.”

Con lo sucedido y declarado el pasado 28 de mayo, los pueblos agrupados en el CNI, dan muestra nuevamente de su pragmatismo y sus contradicciones, dan muestra de que todo lo que han caminado, las rutas, son eso, camino, no punto de llegada. Por eso el tema de si la vocera es una candidata presidencial, no es un tema, el tema en el fondo es el proyecto de desarrollo hegemónico, el proyecto civilizatorio homogeneizante, el modelo económico que todo lo devora y desecha, el modelo cultural que ve en los indígenas su antítesis y no la soporta ver viva; el tema de fondo es el infierno que han vivido los pueblos indígenas en tantos años y que ya lo viven casi todas las clases sociales del país con una violencia que se incrustó en todos los estados, con la impunidad como modelo de justicia, con la corrupción como política pública, con la frivolidad como propuesta cultural.

En un país donde la guerra nos ha tocado a todos y todas, el CNI se lanza y convoca en su pronunciamiento de cierre de la asamblea constitutiva del CIG: “Nuestro llamado es a quienes creen en sí mismos, en el compañero que tiene al lado, que creen en su historia, en su futuro, es a no tener miedo de hacer algo nuevo pues esa vereda es la única que nos permite certeza en los pasos que demos.” El futuro de la iniciativa del CNI viene de un largo pasado en que cada paso ha sido abono para lo que se crece ya, y si bien el CNI deja muchas dudas, muchas preguntas más que certezas, el hecho de invitar a imaginar, a pensar, ha conversar, a debatir, es otra oportunidad para transformarnos, es ya algo nuevo. Muchas cosas se dijeron, muchas dudas salieron, pero lo que de esa reunión no salió, fue una candidata indígena a presidenta, sino un Consejo Indígena de Gobierno con una vocera.


-.-

30/5/17

Así construye la resistencia indígena de México la estrategia de su 'anticandidata' presidencial

(Imagen vía Mariana Bae/VICE News)

29/05/2017 VICEN News

Los movimientos indígenas más emblemáticos en defensa del territorio mexicano decidieron unirse y postular a María de Jesús Patricio Martínez, Marichuy, para que compita en las elecciones presidenciales de 2018 pero sin pretender el apoyo de ningún partido político, ni buscar votos, ni aspirar al poder.

Esta náhuatl de 54 años es postulada por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y 58 pueblos del Congreso Nacional Indígena (CNI), un frente común de luchas independientes, que ahora rompe con una línea política mantenida durante 20 años contraria a participar en comicios electorales por considerarlos parte de un sistema capitalista excluyente.

Pero han tomado este inesperado giro político para sobrevivir: "Es necesario darlo si queremos que nuestros pueblos sigan existiendo", manifestó María de Jesús, la sanadora de medicina tradicional, en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, durante la asamblea del CNI en la que se instaló su Concejo Indígena de Gobierno (CIG) que, entre otras acciones de lucha, articulará su estrategia de campaña. 

'Esto significa mucha fuerza para México: ¡Es una mujer!'

En el sentido tradicional electoral la indígena será una especie de "anticandidata" presidencial, porque su objetivo no será "sentarme en la silla macilente" de la presidencia, sino recorrer el país para visibilizar las diversas luchas del CNI que enfrentan el despojo de tierras y recursos naturales por oscuros intereses gubernamentales, de las multinacionales y el crimen organizado.

Es así que ahora Marichuy será la voz de las resistencias más combativas del país, encabezadas por el EZLN, la guerrilla que se alzó en Chiapas en 1994 para exigir al gobierno que cumpliera sus derechos a la alimentación, salud, educación, vivienda, justicia y paz para todas las etnias empobrecidas del país.

Un zapatista tsotsil de Sakamch'en de los Pobres definió así la postulación de Marichuy: "Significa mucha fuerza para México: ¡Es una mujer!".

Desde 2003 los zapatistas se transformaron en un movimiento social autónomo al romper toda relación institucional con el gobierno y los partidos políticos y crear zonas con proyectos productivos, clínicas de salud, escuelas e instancias de justicia y gobierno de carácter autogestivo, con influencia internacional.

Mujeres zapatistas participantes en el Congreso Nacional Indígena en Chiapas este fin de semana.
(Imagen vía Mariana Bae/VICE News).

 

La unión de resistencias será la estrategia


El CNI tiene el reto de reunir 800.000 firmas para poder registrar a su candidata de forma independiente ante el Instituto Nacional Electoral (INE) para que pueda contender en las elecciones presidenciales de 2018.

En un primer paso, 1.480 delegados del CNI, entre ellos 200 zapatistas, nombraron a Marichuy como su "vocera representante indígena" para que al recorrer el país como aspirante a la presidencia, sea la voz de luchas que han entrado en desgaste por estar activas durante años.

Entre las resistencias está la purépecha de Cherán, Michoacán, que defiende los bosques de los talamontes, la nahua de Ostula, Michoacán y la wixárika en Jalisco, que luchan contra mineras poderosas, la yaqui de Sonora que se opone al despojo de sus ríos, y la zapoteca de Oaxaca, que combate a influyentes empresas eólicas extranjeras.

De acuerdo a la declaratoria del Concejo Indígena de Gobierno, buscarán sumar a organizaciones estudiantiles, magisteriales, campesinas y obreras, entre otras, para crear una retícula de resistencia nacional.

El documento precisa: "queremos que se profundicen las grietas que cada uno de ellos han ido labrando" contra el sistema capitalista.

Representantes de diversos pueblos indígenas en resistencia asistieron a la cita en Chiapas.
(Imagen vía Mariana Bae/VICE News).

De igual manera la campaña de Marichuy será acompañada por otras luchas significativas como la de los padres de familia de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, Guerrero, y el movimiento de Atenco, Estado de México, entre otros.

El próximo 12 de octubre, día en que el CNI conmemora la conquista española de los pueblos indios de América, el Concejo Indígena de Gobierno, integrado por 71 hombres y mujeres, valorará y fijará su posición ante el camino recorrido hacia la candidatura independiente.

'Vamos a ver qué tanto resulta'.


De manera llana, así lo resumió Marichuy: "vamos a ver qué tanto resulta".

Sin embargo, ella enfatiza que su objetivo central será colocar en el escenario político y en los medios de comunicación las demandas de los 58 pueblos, comunidades, naciones y tribus que se les han sumado hasta ahora en México, y en la zona limítrofe con Estados Unidos. 

En Concejo Indígena de Gobierno está conformado por indígenas Apache, Amuzgo, Chatino, Chichimeca, Chinanteco, Chol, Chontal de Oaxaca, Chontal de Tabasco, Coca, Cuicateco, Mestizo, Hñähñü, Ñathö, Ñuhhü, Ikoots, Kumiai, Lakota, Mam, Matlazinca, Maya, Mayo, Mazahua, Mazateco, Me`phaa.

También por indígenas Mixe, Mixe-Popoluca, Mixteco, Mochó, Nahua o Mexicano, Nayeri, Popoluca, Purépecha, Q´anjob´al, Rarámuri, Tének, Tepehua, Tlahuica, Tohono Odham, Tojolabal, Totonaco, Triqui, Tseltal, Tsotsil, Wixárika, Xi´iuy, Yaqui, Binniza, Zoque, Akimel O´otham y Comkaac.

Integrantes del EZLN y el subcomandante Galeano (antes Marcos) también participaron en el Congreso.
(Imagen vía Mariana Bae/VICE News).

La elección de Marichuy

El CNI decidió elegir a una mujer porque en opinión de la indígena coca Rocío Morelos: "la mujer es la forma más expresiva para entender a la comunidad".

La selección de Marichuy ya era, de alguna forma, esperada, pues delegados y asistentes a las asambleas del CNI la consideran como una de las figuras más constantes, participativas, e incluyentes, pero que no le cuesta alzar la voz para fijar su posición.

Por esa razón la nacida en Tuxpan, Jalisco, se ha ganado el aprecio de los delegados de más edad del CNI y de la comandancia del EZLN.

Marichuy puntualiza que su reto no es el poder sino luchar "por la vida, la tierra, el territorio, el agua, los árboles, porque se los están acabando". 

El otro reto que ella y el CNI enfrentan ahora es contar con los recursos para recorrer desiertos, selvas amenazadas, bosques devastados, y así llegar a comunidades indígenas apartadas que, además de defender su territorio, enfrentan una precariedad histórica.

(Imagen vía Mariana Bae/VICE News)

Sigue a Laura Castellanos en Twitter @lcastellanosmx
Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs

29/5/17

¿Qué es el EZLN y por qué respalda a una mujer indígena como presidenta de México?

Foto por Adolfo Vladimir/Cuartoscuro.com

29/05/2017 VICEN News 

México está por presenciar dos hechos históricos que marcarán la elección presidencial de 2018: por primera vez una mujer indígena será nominada al mayor puesto político del país y, también por primera vez, esa mujer estará respaldada por un exmovimiento armado, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

Del 26 al 28 de mayo se llevó a cabo en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, el Congreso Nacional Indígena, una reunión a la que asistieron líderes de 56 pueblos indígenas del país, quienes expusieron la situación actual que viven sus comunidades, y dieron los primeros pasos para elegir a su candidata. La médico tradicional María de Jesús Patricio Martínez fue nombrada vocera del Concejo Indígena de Gobierno (CIG), y esto, según ha trascendido, la convertirá en la candidata para el año 2018.

El EZLN es una organización rebelde que irrumpió con fuerza en la política mexicana hace 22 años, pero que es poco conocida para millones de los votantes primerizos en los siguientes comicios federales.

Para entender qué es el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, hay que remontarse a 1983, cuando se instaló el primer campamento guerrillero, llamado "La Pesadilla", en la Selva Lacandona, en el sureño estado de Chiapas. Aquella zona era —sigue siendo— un territorio marginado, donde la mayoría de sus habitantes, de origen indígena, sufren la falta de alimentos y medicamentos. El olvido en el que los tenía el gobierno sirvió para que en lo profundo de la selva se planeara en sigilo una insurrección armada que estallaría una década después.

Aquel largo plan se concretó el 1 de enero de 1994. Ese sábado, el gobierno mexicano celebraba del ingreso del país al Tratado de Libre Comercio con Canadá y Estados Unidos. El entonces presidente priista Carlos Salinas aseguraba que aquel trato llevaría a México al primer mundo. Pero la fiesta se topó con el México excluido: en las primeras horas del Año Nuevo, un levantamiento armado ocurrió en Chiapas. Sin previo aviso, un grupo de indígenas armados tomaron por asalto siete municipios —incluido San Cristóbal de las Casas— y durante 10 horas intentaron, sin éxito, apoderarse de la XXXI Zona Militar.


Los rebeldes se autodenominaron Ejército Zapatista de Liberación Nacional y mediante un comunicado —llamado Declaración de la Selva Lacandona— se posicionaron en guerra contra el gobierno, anunciaron su avance hacia la capital del país venciendo al Ejército y demandaron la renuncia del presidente por haber olvidado a los pueblos originarios.

"Pueblo de México: Nosotros, hombres y mujeres íntegros y libres, estamos conscientes de que la guerra que declaramos es una medida última, pero justa. Los dictadores están aplicando una guerra genocida no declarada contra nuestros pueblos desde hace muchos años, por lo que pedimos tu participación decidida", leyeron los zapatistas en aquel día, inspirados en el marxismo libertario.

Contra lo que esperaba el gobierno mexicano, el movimiento zapatista ganó rápidamente simpatizantes a lo largo del país. También obtuvo apoyo desde el extranjero. La demanda de tierra, techo, alimentación, salud, educación e independencia para los indígenas ganó tantos adeptos que la administración de Carlos Salinas, después de 11 días de enfrentamientos entre militares y rebeldes que dejaron oficialmente un centenar de muertos, dobló las manos.


El 12 de enero de 1994, el presidente ordenó al Ejército no disparar más contra los indígenas, anunció una amnistía para no perseguir penalmente a los rebeldes y el envío de un Comisión de Paz para negociar con el EZLN y convertir sus demandas en leyes. Horas después, unas 80.000 personas marcharon en la Ciudad de México celebrando el final de la guerra civil.

El EZLN había logrado en menos de dos semanas empuñando las armas lo que años de protestas pacíficas no habían conseguido: poner la agenda indígena en lo alto de las prioridades del país.

Para llevar el mensaje del zapatismo a la mayor cantidad de personas, el EZLN eligió a un carismático líder como su vocero y representante ante los medios de comunicación: el 'Subcomandante Marcos', quien según la posterior versión del gobierno fue profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y su nombre es Rafael Sebastián Guillén Vicente. Su apariencia y manejo mediático atrajo la atención mundial: su identidad estaba resguardada detrás de un pasamontañas, una pipa humeante y un uniforme de combate.


Después del cese al fuego, vinieron largas conversaciones entre el gobierno y los zapatistas, que derivaron en febrero de 1996 en los históricos Acuerdos de San Andrés Larráinzar, un documento con decenas de reformas constitucionales para dar derechos y autonomía a los pueblos indígenas.

La elaboración del acuerdo fue elogiado a nivel internacional como uno de los mejores ejercicios democráticos en la historia reciente. Sin embargo, cuando llegó al escritorio del presidente Ernesto Zedillo, éste lo firmó con sustanciales modificaciones, lo que provocó el enojo del zapatismo y el desconocimiento de los acuerdos. De nuevo, el diálogo estaba estancado y los zapatistas se frustraban con una Constitución que, según ellos, no les daba plena protección.

Desde entonces, el EZLN ha luchado como movimiento político —ya no activamente armado— por la creación de una sociedad "democrática, incluyente, participativa y anticapitalista". En su afán por lograrlo, han realizado caravanas a lo largo del país, han realizado multitudinarias protestas en el Zócalo capitalino y la Ciudad Universitaria de la UNAM. Uno de los actos más importantes sucedió en marzo de 2001, cuando aceptaron la invitación a ocupar las curules y el Pleno de la Cámara de Diputados para exigir una Constitución que garantizara sus derechos. La imagen de decenas de encapuchados en el Congreso mexicano se replicó por todo el mundo.



Dos años más tarde, el EZLN innovaría con una forma de gobierno autónoma, y reconocida por la ley, llamada "Los Caracoles" y "Juntas de Buen Gobierno", cuyo lema para administrar los bienes públicos es "Mandar obedeciendo".

El EZLN se había caracterizado por su renuencia a participar en las elecciones. Su argumento era que conformarse como partido político, o apoyar a un candidato presidencial, los haría perder el rumbo de su lucha y perpetuaría el olvido de los indígenas.

En las elecciones presidenciales de 2006, cuando México estuvo más cerca de estar gobernado por un presidente de izquierda, el zapatismo creó "La Otra Campaña", una iniciativa que llamaba a no votar o votar en blanco y que, según los analistas políticos, pudo hacer la diferencia en una elección que terminó ganando el conservador Partido Acción Nacionales. En los comicios federales de 2012, el EZLN repitió ese llamado.

Esa inercia parece haber cambiado: tras 22 años de desdeñar las urnas, en octubre del año pasado el más grande exmovimiento armado de las últimas tres décadas anunció que postularían una candidata presidencial que buscaría "detener la destrucción y defender la vida de cada persona". El anuncio sorprendió al país, tanto por el cambio radical de posición como por la falta de detalles.


El misterio quedará resuelto en unos días: ¿jugará el EZLN en la contienda presidencial como si fueran un partido político tradicional? ¿estarán en la boleta, junto a las fuerzas políticas que tanto despreciaron? y, finalmente, ¿quién será la nueva presidenciable para conducir al país el siguiente sexenio?

-.-

28/5/17

CNI-EZLN: Llegó la hora

Foto: Desinformémonos


Al pueblo de México

A los pueblos del Mundo

A los medios de comunicación

A la Sexta Nacional e Internacional

Desde la Asamblea Constitutiva del Concejo Indígena de Gobierno, donde nos dimos cita pueblos, comunidades, naciones y tribus del Congreso Nacional Indígena: Apache, Amuzgo, Chatino, Chichimeca, Chinanteco, Chol, Chontal de Oaxaca, Chontal de Tabasco, Coca, Cuicateco, Mestizo, Hñähñü, Ñathö, Ñuhhü, Ikoots, Kumiai, Lakota, Mam, Matlazinca, Maya, Mayo, Mazahua, Mazateco, Me`phaa, Mixe, Mixe-Popoluca, Mixteco, Mochó, Nahua o Mexicano, Nayeri, Popoluca, Purépecha, Q´anjob´al, Rarámuri, Tének, Tepehua, Tlahuica, Tohono Odham, Tojolabal, Totonaco, Triqui, Tseltal, Tsotsil, Wixárika, Xi´iuy, Yaqui, Binniza, Zoque, Akimel O´otham, Comkaac decimos al mundo nuestra palabra urgente.

LA GUERRA QUE VIVIMOS Y ENFRENTAMOS

Nos encontramos en un grave momento de violencia, de miedo, de luto y de rabia, por la agudización de la guerra capitalista en contra de todas y todos en el territorio nacional. Vemos el asesinato de mujeres, por el hecho de ser mujeres, de niños por el hecho de ser niños, de pueblos por el hecho de ser pueblos.

La clase política se ha empecinado en hacer del Estado una corporación que vende la tierra que es de los pueblos originarios, campesinos, urbanos, que vende a las personas como si fueran una mercancía que se mata y se entierra como materia prima de los cárteles de la droga, para venderlas a las empresas capitalistas que los exploten hasta que enfermen o mueran, de venderlas en partes para el mercado ilegal de órganos.

El dolor de los familiares de desaparecidos y su decisión de encontrarlos a pesar de que los gobiernos estén empecinados en que no los encuentren, pues junto con ellos, también va apareciendo la pudrición que manda en este país.

Ese es el destino que los de arriba construyen para nosotros, atenidos a que la destrucción del tejido social, de lo que nos hace sabernos pueblos, naciones, tribus, barrios, colonias, incluso familias, nos mantenga aislados y solos en nuestro desconsuelo, mientras consolidan la apropiación de territorios enteros, en las montañas, en los valles, en las costas, en las ciudades.

Es la destrucción que hemos no sólo denunciado, sino enfrentado durante 20 años y que evoluciona en la mayor parte del país en una abierta guerra emprendida por corporaciones criminales, que actúan en una descarada complicidad con todos los órganos del mal gobierno, con todos los partidos políticos e instituciones. Todos ellos configuran el poder de arriba y son causa de repugnancia para millones de mexicanos de los campos y las ciudades.

En medio de esa repugnancia nos siguen diciendo que votemos, que creamos en el poder de arriba, que sigan dibujando e imponiendo nuestro destino.

En ese rumbo, sólo vemos guerra que crece y en el horizonte está la muerte y la destrucción de nuestras tierras, nuestras familias, nuestra vida; está la certeza absoluta que esto se pondrá peor, mucho peor, para todos, para todas.

NUESTRA APUESTA

Reiteramos que sólo en la resistencia y la rebeldía hemos encontrado los caminos posibles donde podamos seguir viviendo, que en ellas, están las claves no sólo para sobrevivir la guerra del dinero contra la humanidad y contra nuestra Madre Tierra, sino para renacernos junto con cada semilla que sembremos, con cada sueño y con cada esperanza que se va materializando en grandes regiones en formas autónomas de seguridad, de comunicación, de gobiernos propios de protección y defensa de los territorios. Por lo tanto no hay mas camino posible que el que se va andando mero abajo, pues arriba no es nuestro camino, es el de ellos y les estorbamos.

Esas únicas alternativas nacidas de la lucha de nuestros pueblos están en las geografías indígenas de todo nuestro México y juntos somos el Congreso Nacional Indígena, que decidimos no esperar el desastre que indudablemente nos traen los sicarios capitalistas que gobiernan, sino pasar a la ofensiva y hacer esa esperanza un Concejo Indígena de Gobierno para México, que apueste a la vida desde abajo y a la izquierda anticapitalista, que sea laico y que responda a los siete principios del mandar obedeciendo como nuestra garantía moral.

Ninguna reivindicación de nuestros pueblos, ninguna determinación y ejercicio de autonomía, ninguna esperanza hecha realidad ha respondido a los tiempos y formas electoreras que los poderosos llaman democracia. Por lo que no sólo pretendemos arrebatarles el destino que nos han quitado y desgraciado, pretendemos desmontar ese poder podrido que está matando a nuestros pueblos y la madre tierra y las únicas grietas que hemos encontrado y que han ido liberando conciencias y territorios, dando consuelos y esperanza están en la resistencia y rebeldía.

Por acuerdo de nuestra asamblea constitutiva del Concejo Indígena de Gobierno, decidimos nombrar como vocera a nuestra compañera María de Jesús Patricio Martínez del pueblo Nahuatl, cuyo nombre buscaremos que aparezca en las boletas electorales para la presidencia de México en el año 2018, que será portadora de la palabra de los pueblos que conformaran el C.I.G, que a su vez altamente representativo de la geografía indígena de nuestro país.

Entonces pues, no buscamos administrar el poder, queremos desmontarlo desde las grietas que sabemos, somos capaces.

NUESTRO LLAMADO

Confiamos en la dignidad y honestidad de los que luchan; de los maestros, de los estudiantes, de los campesinos, de los obreros, jornaleros, y queremos que se profundicen las grietas que cada uno de ellos han ido labrando desmontando en lo chiquito y en lo grande el poder de arriba, queremos hacer tantas grietas, que ellas sean nuestros gobierno anticapitalista y honesto.

Nuestro llamado es a los miles de mexicanos y mexicanas que dejaron de contar a sus muertos y desaparecidos, que con luto y sufrimiento levantaron el puño y con la amenaza a cuestas de terminar su propia vida, se lanzaron sin miedo al tamaño del enemigo y vieron que los caminos si existen y están ocultos en la corrupción, la represión, el desprecio y la explotación.

Nuestro llamado es a quienes creen en si mismos, en el compañero que tienen al lado, que creen en su historia y en su futuro, es a no tener miedo de hacer algo nuevo, pues esa vereda es la única que nos permite certeza en los pasos que demos.

Nuestro llamado es a organizarnos en todos los rincones del país, para reunir los elementos necesarios para que el Concejo Indígena de Gobierno y nuestra vocera sea registrada como candidata independiente a la presidencia de este país y si, echarles a perder su fiesta basada en nuestra muerte y hacer la propia, basada en la dignidad, la organización y la construcción de un nuevo país y de un nuevo mundo.

Convocamos a todos los sectores de la sociedad a estar atentos a los pasos que vaya acordando y definiendo del Concejo Indígena de Gobierno a través de nuestra vocera a no rendirnos, no vendernos, no desviarnos ni descasar para ir tallando la flecha que portará la ofensiva de todos los pueblos indígenas y no indígenas, organizados y no organizados para apuntarla al verdadero enemigo.

Desde CIDECI- UNITIERRA, San Cristóbal de las Casas, Chiapas

A 28 de mayo de 2017

Por la Reivindicación Integral de Nuestros Pueblos

Nunca Más Un México sin Nosotros

Congreso Nacional Indígena

Ejército Zapatista de Liberación Nacional


-.-

27/5/17

CNI / EZLN: Solidaridad y apoyo con el pueblo hermano Wixárika



Solidaridad y apoyo con el  pueblo hermano Wixárika

Al Pueblo Wixárika

A los Pueblos del Mundo

Reunidos en la Asamblea Constitutiva del Concejo Indígena para México, en el CIDECI – UNITIERRA, Chiapas, los pueblos, naciones y tribus indígenas que conformamos el Congreso Nacional Indígena y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional le decimos al pueblo Wixárika que estamos juntos, que su dolor y su rabia son nuestros también y que el caminar de su lucha histórica es parte de la esperanza que tenemos como país y como mundo.

Repudiamos y condenamos el cobarde asesinato de los compañeros Miguel Vázquez Torres y Agustín Vázquez Torres, de la comunidad Wixárika de Waut+a- San Sebastián Teponahuaxtlán, en el estado de Jalisco el pasado día 20 de mayo del presente año, a manos de sicarios de la delincuencia organizada, que no puso ser sin la complicidad absoluta de los malos gobiernos en todos sus niveles, pues la riqueza de su tierra es ambicionada por los poderes del capital que no conoce límites y usa a sus grupos narcoparamilitares para tratar de desmantelar una organización tan ejemplar como la que tienen los Wixaritari.

Sabemos que no lo lograran, porque no lo han hecho ni lo harán nunca, porque del tejido que mantiene vivo a los pueblos originarios sostiene también la esperanza que estamos, juntos, construyendo para que un nuevo mundo nazca de la resistencia, la rebeldía y la determinación de seguir existiendo.

Saludamos la ejemplar defensa de su territorio que encabezó el compañero Miguel, sin dar un paso atrás y  las veredas que la comunidad de San Sebastián está dando por recuperar cerca de 10mil hectáreas invadidas por ganaderos, supuestos pequeños propietarios de Huajimic, Nayarit, cobijados por la determinación de los gobiernos capitalistas de fingir que dialoga mientras  viene sembrando una salida sangrienta a este conflicto, disfrazándolo de cárteles de la droga, de indefinición de límites estatales o municipales, de mesas mentirosas de trabajo, de entrampados procedimientos judiciales o de supuestas limitaciones presupuestales.

Compañeras, compañeros wixaritari, les decimos que estamos con ustedes y que sabemos que los pasos que en colectivo decidan seguir, serán sabios y dignos, que no seremos indiferentes ni ajenos al apoyo y solidaridad que hemos compartido de manera mutua en el caminar histórico del CNI. 

Exigimos enérgicamente el esclarecimiento de este crimen contra todo un pueblo, el castigo a los culpables y el desmantelamiento del Cártel Jalisco Nueva Generación y todas las corporaciones criminales capitalistas que buscan apropiarse  de los territorios y organización autónoma que resguardamos los pueblos, naciones y tribus.

Exigimos el respeto pleno al territorio ancestral del pueblo wixárika, urgentemente la restitución del territorio invadido en las inmediaciones de Huajimic, Nayarit y el respeto pleno a las formas de seguridad y justicia decididas y ejercidas por la comunidad de Waut+a- San Sebastián Teponahuaxtlán.

Atentamente

27 de mayo de 2017

Congreso Nacional Indígena

Ejército Zapatista de Liberación Nacional


-.-

20/1/17

Qué sigue I: Antes y ahora



Qué sigue I: Antes y ahora

Subcomandante Insurgente Moisés

3 de enero 2017

Buenas noches a todos y a todas. Nada más queremos decirles que esto va a tardar, así que aprovechen para dormir o se van.

Bueno pues entonces, primero que como dice la compañera que habló acá del Viejo Antonio, el mismo nombre lo dice, Viejo Antonio. O sea que ya pasó. Hay cosas que quizá se puede rescatar ahí, pero ahora los tiempos cambian.

Nosotros pues, las y los zapatistas les queremos decirles de verdad, en serio, que queremos pues aprender lo que es ciencia de verdad, no de eso de lo que ya caminó el Viejo Antonio, que sirvió para ese tiempo, el tiempo pasado que ahora es otra forma como pues está la vida ahora. Entonces porque les queremos platicar de cómo está de las compañeras y los compañeros que están ahora como comisión de delegados, delegadas, lo que han enfrentado pues ya a lo largo del tiempo de su lucha de resistencia y que entonces, la forma de cómo vivieron pues sus papás, sus mamás, aunque la quieren aplicarla ya no les resulta. Como por ejemplo, en la selva Lacandona, cuando siembran su maíz, ya saben que entonces en 3 meses ya está el elote, ahora resulta de que antes ya hay elote. En los Altos, por Oventik, el caracol de Oventik, sabían pues antes que a los 6 meses va a haber elote, y ahora  5 meses ya hay elote. Eso les dificulta pues porque sabían antes cuando sembrar. Ahora resulta de que entonces empiezan hora si que el viejo método de cómo hacía el Viejo Antonio antes, porque sí lo sabían, pero ahora cambió. Y cómo cambió, y quién lo cambió. Entonces surge toda eso. Entonces y en todo,  no es que estamos inventando, como dijo pues ya  estos días el Sup Galeano, porque el Viejo Antonio sí sabía cuándo es el tiempo de frío, busca sus leñitas, su carbón, estar preparado, ahora resulta que ya no.

 Ahí donde pensamos quién nos va a decir, y por ahí hemos escuchado que dicen que hay científicos, científicas, y nos preguntamos qué trabajo hacen eso, ¿será que nos pueden ayudar? Porque dicen que son los que estudian, para poder explicarlo, para poder entenderlo, y luego para poder explicar si algo se puede hacer y qué es lo que se puede hacer. Esas cosas necesitan nuestros compañeros y compañeras, porque resulta que entonces su gobernar autónomamente durante 23 años les ha surgido muchas necesidades, otras necesidades, que ya no se puede construirlo como hacía el Viejo Antonio, que estaba resistiendo, sobreviviendo, ahora, hoy, no; es que lo están construyendo los compañeros y las compañeras, y lo están practicando. Y a la hora que practican ahí donde empiezan a descubrir lo que les hace falta.

Por ejemplo, sólo para que me comprendan lo que les estoy diciendo, ninguna de las compañeras bases de apoyo de hace 33 años, que le entraron pues a la lucha, nunca soñaron que su hija o hijo iba a manejar un ultrasonido. Resulta que ahora  entonces su hija lo maneja, porque son varias compañeras, especialmente para las compañeras son ellas porque quieren ver cómo está el bebé mientas está en proceso de crecimiento; por eso son más las compañera que están ahí.

Y les voy a contar la necesidad, la falta, porque fue una falta al mismo tiempo una equivocación, una falla, que lo reconocemos, pues, porque entonces las compañeras, un compañero, porque están rescatando sus culturas buenas, y ir haciendo a un lado lo que es malo pues ¿no? la cultura ¿no? 

Entonces hay promotores, o hay parteros, parteras en los pueblos, entonces en un pueblo un compa fue con la partera y entonces checa la partera a la compañera y le dicen: Parece que son gemelos el bebé compañera, le dijeron, entonces el compa muy contento pues porque son gemelos, entonces pero el compa sabe que en la clínica, en el Hospital Autónomo hay ultrasonido entonces quiere asegurarse el compa si de verdad es cierto que es gemelo, entonces se van pues en el hospital, toman pues así la fotografía, no sé como se dice pues, y entonces, pero el compa le platica primero a la compañera que sabe manejar del ultrasonido, es que así me dijo pues la partera que parece que son gemelos entonces yo quiero saber de verdad si sí con la máquina que hay ¿no?,  y entonces ya lo revisan y  le toman la foto como digo y entonces la compañera  le dice: Sí, es gemelo,  entonces más contento está el compa, bueno.

Entonces resulta de que entonces  a la hora que ya le toca nacer pues a los gemelos,  entonces se van en el hospital del gobierno pues porque ya no pudo salir pues la compañera por muchos dolores ya, ya de emergencia entonces se meten en un hospital del gobierno que es en Guadalupe Tepeyac, entonces los atienden, entonces le hacen cesárea a la compañera. Entonces ya que ya salió pues en la cesárea, entonces el compa se va para ir a ver pues a sus dos gemelos ¿no? y resulta que es nada más uno. Entonces el compañero dice; no, es que yo se que son  gemelos, y ya empezó a pelear ya allí con el director o  directora pues así del hospital. No, es que yo sé que son gemelos. Me lo quieren robar.

Entonces ya el director, la directora dice: no señor, no zapatista, uno nada más.  Para que entonces no estemos peleando acá, vámonos con tu esposa porque ella lo vio. Pues se van la directora y el director donde están la compañera y entonces el compa se va también le dice entonces, a ver ¿por qué estás permitiendo que está robando pues, los directores del hospital nuestros hijos? Entonces ya la compañera dice: No, es uno de por sí.

¿Cómo?  Si la compañera pues del ultrasonido nos dijo que son gemelos de por sí y nos dijo la partera allá que son gemelos de por sí.

Entonces ya se estaban agarrándose ya allí ahora sí pues porque  entonces la compañera está diciendo de que si es uno y el compa está diciendo de que entonces son dos porque así le dijo la partera y la promotora de salud y los del hospital le están diciendo de que es uno de por sí.

Llegan de que entonces hay que jalar a la compañera que hizo el ultrasonido en la clínica en el hospital zapatista. Llega la compañera, hora si ya se encuentran cuatro partes ya ahí; el compa, la compañera que le hicieron la cesárea, y la compañera que hizo el ultrasonido y los directivos pues del hospital. Y ya empiezan a platicar ahí, entonces empieza a decir pues el doctor que atendió, es que depende la forma de como lo tomaron así pues la imagen en el ultrasonido, entonces la compañera que hizo el trabajo de ultrasonido dijo; de por si lo tomamos de lado.  Entonces el doctor dice; ahí está, ahí donde reflejó  parece que entonces que hay dos, porque no se tomó de una forma como debe de ser la fotografía pues ¿no? Y entonces ya ahí el compa, el padre pues así del bebé ya empieza a comprender  pues que hubo una falla, un error pues de la manera como se hace el trabajo por parte de la promotora de salud zapatista pues ¿no?

De ahí nosotros sacamos  ahí eso de que entonces no podemos decir; nosotros de que no  esto  es su culpa del pinche capitalismo esto, porque ya  no es del capitalismo, es de la ciencia que hizo falta, de que una falla, no depende ya  y eso no podemos decir, es que no saben, es que robaron los del hospital  porque es del mal gobierno, no podemos decir.

Reconocemos pues así que nos faltó, que nos falló como zapatistas pues no tiene que ver nada así de que si somos autónomos  y que por eso no podemos fallar, fallamos en la ciencia.

Entonces, pero así muchas otras cosas pues y eso el Viejo Antonio pues no tuvo la oportunidad porque ya pasó, pero gracias al Viejo Antonio que tuvo resistencia, rebeldía en que no los mataran pues.

Entonces es como por ejemplo; a este que les está hablando  pues, que se llama Moisés, ese Moisés se ha cambiado tres veces. Porque ese Moisés que estaba en su pueblo si hubiera que sigue Moisés en su pueblo pues no está hablando aquí con ustedes ¿no? ¿Y cómo estaría ese Moisés si hubiera que está en su pueblo? Quién sabe. Ni el mismo lo sabe.

Bueno. Pero entonces lo que fue Moisés pues en su ya fue, ya paso y luego Moisés entra en la organización clandestina,  ahí si cambió ya otra vez ahí Moisés, ya no es lo mismo Moisés en la clandestinidad como cuando estaba en su pueblo.  Luego entonces Moisés sale,  aprendió, ya no vamos repetir, aprendió la ciencia de lo que aplico pues en el 94 y después de aquí a  23 años después ya no es lo mismo Moisés en la clandestinidad como ahora está 23 años a la luz pública de lo que hizo junto con sus compañeras y compañeros ¿no?

Entonces Moisés horita ya, hoy 3 de enero de 2017 ya ve otras cosas este Moisés, ve muchas cosas este Moisés ya no es lo mismo lo que veía antes, los diez años de la clandestinidad, cambia, nada mas de que hay que estudiar científicamente, con ciencia ese cambio que se hace si es para hacerle un bien al pueblo, para querer más la vida pues.

Entonces, pero ¿qué vamos a hacer con eso de que nos damos cuenta ciencia y científicamente que hay una cosa que está mal? ¿Para qué queremos que solo nada más decimos de que está mal y luego ahí nomas quedamos ahí?

Entonces eso es lo que les pasa  nuestros compañeros y compañeras, de que topan esas necesidades, necesitan eso,  no para su bien de unos y unas sino para miles quizás para los millones que somos aquí en este país que se llama México y tal vez se puede volar y se va en otro mundo pues ¿no?.

Porque hoy pues 23 años después hay muchas cosas de lo que ya están haciendo pues en la práctica los compañeros y topan esa necesidad. Necesitan teoría y necesitan práctica. A nosotros los indígenas nos vamos mucho a la práctica, o sea en la práctica nos convence ora si ya no nos da sueño para escuchar la teoría,  porque si nomás es puro bla, bla, bla, bla,   y empieza hora si el sueño,  pero si es en la práctica ahí si, nuestros ojos son muy fijos porque estamos viendo como lo está moviendo que le está haciendo así, y si nos gusta y si lo entendemos de que eso va a resolver muchas de las necesidades, ahí si estamos con los ojos ahí más listos que como una águila.

Entonces y cuando vamos en la práctica y vemos que si, de por si resuelve las necesidades empieza hora si ¿y si lo hago así que puede salir aquí? ¿Y si lo hago así que va suceder? ¿Será que no nos pueden enseñar más? ¿Será que no nos pueden decir más cómo? Entonces ya se necesita ahí la teoría que se dice porque ya nos anima  mucho ahí porque ya lo vimos que ya lo resolvió las necesidades o los problemas cuando nos enseñaron en la práctica.

Es ese problema que tenemos pues de que a veces nos cuesta mucho dar la teoría pero si lo hacemos en la práctica. Que quizás pues así entonces ahí se puede ver si hay eso, como imagen pues que se puede ver porque está en la práctica por ejemplo eso de que hora les voy a recitar porque prácticamente pues me han obligado nuestros compañeros y compañeras tener en la cabeza pues.

Tienen su gobierno autónomo mujeres y hombres y están luche y luche para que sean mite y mite, si son 40 miembros la Junta de Buen Gobierno 20 mujeres y 20 hombres, y si son 20 miembros los Municipios Autónomos Rebeldes Zapatistas, 10 mujeres y 10 hombres y así. Y entonces hacen su trabajo con lo que han entendido de los 7 Principios  del Mandar Obedeciendo. Hacen suyos, suyas así la palabra Democracia que es el pueblo la que manda y el gobierno la que obedece. Sus leyes, los discuten mujeres y hombres, tienen ya, este, la educación de cómo pensaron lo que deben aprender pues así los niños y las niñas, o lo que tienen que aprender los promotores de educación, depende lo que necesitan sus pueblos. En este caso, pues así este que se dice que la primaria, otros Caracoles dicen primer nivel, pero en ese caso ahí eso, los compañeros, las compañeras, los papás pues, las mamás, dicen; lo que quieren es que aprendan leer bien a mis hijos, que sepan escribir cómo se escribe papacito y mamacita, eh. Y entonces, han visto pues ahí eso de que entonces, ahora pues así pues, los jovencitos ya han aprendido un chingo, pues. Eso que ya les digo pues, así del área de salud, ahí hay varias pues este, o sea, en la salud autónoma hay varias áreas de trabajo ahí eso pues, ahí está también siguen con las plantas medicinales pues, y ahí han detectado pues varias necesidades pues, porque ellos quieren saber; dicen por ejemplo, cuando esta verde pues, la planta, o la cáscara o la raíz, ¿qué tanto de sustancia tiene, y cuándo se seca, conserva o no conserva, pierde o no pierde su sustancia? Pero es ahí donde nosotros ya no podemos ahí eso pues, pues porque se necesita ahora sí ya la ciencia de hacer estudio en laboratorio, y ahí eso pues, y muchas cosas así, ya eso.

Ya tienen pues así sus radios comunitarias pues, que ahí este se les quema las piezas pues así del aparato, quieren saber así pues cómo se resuelve, quieren escuchar pues así las demás comunidades, así pues de la señal pues, que llegue pues, de lo que están produciendo pues ahí, de lo que están emitiendo pues ahí, pero no llega la señal pues. Entonces, se preguntan pues las  locutoras, los locutores, ¿será que no hay una forma de cómo inventar para que tenga más fuerza, dicen, para que llegue más allá? Entonces, pero eso nunca lo, nunca había soñado así pues los papás, mamás, no la había, no lo había pensado Moisés ahí eso cuando estaba en su clandestinidad pues eso. Cambió, y ahora resulta de que entonces esos jóvenes y jóvenas, porque es que estamos trabajando pues con los compañeros, entonces nos dicen hay esto, hay esto,  hay esto, y es ahí  donde Moisés pues entonces ya no puede decirle de que entonces este, porque es muy fácil, como mando pues, ay ya cállate, vete a trabajar, ve a ver tu milpa, vete al … ¿no?, pero es que se entiende la necesidad, porque entonces por eso estoy diciendo que Moisés no es lo mismo que cuando estaba en la clandestinidad que ahora 23 años en que está pues, este, con los pueblos, con su gobierno autónomo pues.

Bueno, ahora de que entonces este, estamos, estuvimos hablando pues, hace más de un año de lo qué es la hidra capitalista, el monstruo, nosotros pues así con nuestros compañeros y compañeras en los pueblos, es que en serio, pues lo estamos viendo, como que ahí nomás empezó a brotar cuando mencionamos pues, así de la hidra; entonces los compañeros y las compañeras de los pueblos dicen la forma de cómo vamos a resistir esto, es de que, debemos tener alimento y debemos tener medicina para poder enfrentar esto. Entonces, este, y es ahí donde empiezan ahora sí, seriamente a pensarlo de que entonces, cómo vamos a hacer ahí en la tierra donde ya no da, por más que estamos trabaje y trabaje y trabaje, ya no; entonces, por ahí han escuchado pues que este, que hablan del boro, del magnesio, del azufre, de molibate…, molibaleno, o algo así, o zinc, o el pH, pero sólo saben de que dicen que es para que se le pueda ayudar a la tierra, pero cómo voy a saber aunque lo agarro un pedazo de tierra allí, cómo voy a saber de qué es lo que necesita, ¿no? Entonces, este, preguntan pues así los compañeros eso; oye, pero, ¿entonces, quiénes son los que estudian esto, quiénes son los que dicen esto? O sea, en varios lados empieza pues a salir pues la necesidad, la demanda de querer aprender, de cómo pues, este ayudar pues así a la tierra, sin que se dañe pues, ¿no?

Entonces, este, entre muchas otras cosas hacen, necesitan, buscan los compañeros. Antes de esto, antes de que se desarrollaran más esas necesidades, había otros compañeros que lo están viendo de que viene algo de demanda pues sobre cómo construir la autonomía ¿no? Por ejemplo, un grupo de compañeros pues, ven que se está gastando mucho pues este gasolina por generar pues así la luz en el caracol, así, este, empiezan a imaginar pues así de que bueno, pues, ¿por qué la gasolina hace que gire el motor y hace que entonces, este, produzca pues así la luz, la energía? Entonces, dicen, entonces quiere decir de es que es cosa nomás, de que hay que girar el motor; entonces, dicen, si es así eso, ¿por qué no vamos a adaptar, busquemos la forma, de cómo adaptar ahí donde se arranca pues, el motor? Con ese trapich de agua, o sea donde muelen la caña, entonces con un canal de agua y entonces, tiene sus ruedas con sus cajones donde llega el agua, entonces lo va girando, pues eso; entonces busquemos la forma de cómo adaptar el motor o sea, el generador. Y lo hicieron, y este, pero fue muy lento, entonces de ahí eso ya no pudieron pasar ahí eso porque ya no supieron cómo multiplicar, ni sé pues cómo se dice pues. Entonces, ¿dónde están los que tienen ciencia de cómo hacer eso, pues? Porque ahí eso ya no se necesita pues este, petróleo para sacar gasolina o para sacar gas, para sacar aceites, sino ya es la propia naturaleza que se aprovecha pues ahí eso, pues. Entonces, una parte no, porque las piezas del motor, pues son fierros, son plásticos y todas esas cosas pues. 

Tienen muchas ganas pues así pues, los compañeros y las compañeras, de aprender nuevas cosas pues. Siempre y cuando pues así de que, este, los encuentre quién le enseñe pues, pero, que no, porque ya no es como antes pues, así, ahora pues así los jóvenes, las jóvenas como antes de su tiempo, pues así del Viejo Antonio, pues. No se van a dejar si es que no les resuelven su pregunta de lo que se le dice pues, o lo que están preguntando y si la respuesta no es así, no van quedar contentos, y peor de que entonces, se le dice otra cosa pues. Por ejemplo, eso de que este, cuando termino la escuelita en 2013-14; entonces, en una Asamblea, se hizo pues así la evaluación y entonces ahí salió pues ahí eso de que uno de los alumnos decía de que pues, de qué bueno de que somos indígenas, ajá, que nunca hay que perder ser indígenas, y que por lo tanto, entonces, y ya no son mero indígenas, porque tienen zapato, quitan ese zapato, tienen que tocar con la piel, con el cuero de los pies, así van a mantenerse ser indígenas. La Asamblea ahí dijeron, pues ahí  eso, ese quien lo dijo eso, hay que llamarlo, y cuando es el tiempo de la lluvia, que cuando hay mucho lodo que a veces, se hunde los pies, así de 50 a 80 centímetros y que no te das cuenta de que ahí hay vidrio, o hay piedras filosas o de que hay estacas ahí, pues, ¿a ver que camine ahí? Y luego dicen, pues nosotros trabajamos pues en el monte y le vamos a pedir de favor que quite su ropa y que trabaje desnudo, a ver si sí es cierto.

Yo les estoy contando, porque entonces ya no se dejan, porque ya no, si logran entenderlo bien de lo que se dice que no es por ahí que les resuelve su necesidad, simplemente le dice: a ver, hazlo primero lo voy a ver.

Entonces, este, quiere decir de que entonces, tiene que ver pues este, pues ustedes, pues así hermanos, compañeros, compañeras, hermanas, como aquí han dicho pues, que están viendo pues, de que sí realmente ven que está cabrón, entonces, hay mucho trabajo. Primero entonces, qué es lo que se tiene que hacer pues, entre ustedes, pues, como que estudian la ciencia de lo científico, ¿qué es lo que se tiene que hacer? Y más ahora pues, así que tienen preguntas los compañeros y las compañeras de que hay que responderles, ora sí que científicamente pues, no. Y este, y más eso, de que entonces quieren aprender, o sea, quieren la práctica, es otro pues, trabajo pues ahí eso pues, porque solamente así los compañeros y las compañeras sí van a sentir de que entonces, se les está enseñándole en la práctica de cómo posiblemente se podría, pues, resolver, de las necesidades que se presentan o de lo que se necesita; nada más que ahí eso, hay que tener cuidado de que no es un engaña mentiroso pues, porque ahí sí eso, entonces no es lo que se quiere pues, eso. Quieren ver resultados de lo que se dice pues. 

Para eso pues, entonces, pues, según lo que estamos aquí escuchando aunque falta que se termine, vemos, sentimos, que con esta práctica que estamos  haciendo aquí ahora, ora sí que pues, se entiende de que estamos haciendo doble esfuerzo, pues, ¿no? Porque, por ejemplo; he escuchado pues acá, que cuando están participando así pues como científicos, se están hablando entre ustedes, como científicos. Y la idea era de que le hablan a las compañeras y a los compañeros, entonces, pues lo compañeros, entonces, ¿qué es lo que está diciendo? porque se están hablando pues de científicos a científicos, pues. Y luego, a los participantes intentan pues así de pues hablar con los, las delegados,  pero allá ustedes, están escuchando de que entonces a lo mejor quieren debatir de lo que está diciendo pues, la participante o el participante, entonces, estamos en una necesidad pues. Entonces, lo que vemos ahí eso, como que conviene que entonces hagamos otro encuentro como dice este, la compañera pues, así de que, para que entonces ahora sí de científicos a científicos, científicas a científicas, o sea, se hablen pues, y queremos ver cómo es que lo discuten, queremos escuchar, final de cuenta, cómo logran sus acuerdos como las comunidades. En las comunidades, en los pueblos, se agarran, y final de cuentas, entonces dicen, orele, ya nos vamos a soltarnos porque ya tenemos un acuerdo, es lo que hacen. Entonces, queremos aprender pues, sino cuándo vamos a aprender de ser científicos, científicas.

De la ciencia, creo que es algo de ciencia eso que ya les platicamos, pues acá, hay un pequeño nuevo sistema de gobierno que tienen los compañeros, chiquito, pero entonces este, ahí están aplicando ahí, la ciencia, pues así los compañeros y es por eso  nos ha obligado con esa cosa chiquita que están haciendo pues, así los compañeros y las compañeras, por eso aquí nos estamos platicando ahora pues, gracias a esa ciencia de gobernarse en sí mismo, así pues los compañeros.

Entonces, no sé cómo ustedes la vean, pues este, a lo mejor está muy lejos aquí para el diciembre que hagamos ese encuentro pues, para que los veamos cómo hacen pues el debate así, pues entre ustedes y a ver qué acuerdo sale ahí sobre qué hacer o cómo hacer, a parte, que si así pudieran, ya así por colectivo o por individuo según pues cómo es que están, que de alguna manera nos pudiéramos llegar de acuerdo a que vengan; váyanse en el Caracol, pongan ahí su taller, namás que si nos van a pedir laboratorio pues, más que el hacha y el machete, y el…, porque no tenemos laboratorio pues, si ustedes lo traen pues bienvenido, pues. Ahí sí, no va a faltar pues el pozolito pues, agrio, pero sí hay pues, el frijolito o la verdura y no va a faltar pues, alumna, alumno; que tienen ganas así pues, de aprenderlo pues; sobre todo, la práctica como les digo pues.

Entonces, ese es el problema que les presentamos, que cómo se le puede ayudar así a los compañeros que necesitan, no sólo de eso, de nada más de la medicina, de la tierra, sino muchas otras cosas más pues, que ahí lo verán ahí eso de cuando vengan, cuando vayan pues, en el Caracol, en los Caracoles, ahí van a ver ahí, oye de cómo se puede hacer esto y luego lo otro y lo otro, ahí van a ver ahí eso, lo que pasa es que no soy técnico, no soy ingeniero, soy científico vas a decir ahí pues eso pues, es que hay muchas cosas lo que ya ahora sí lo necesitan los compas, pues.

 Entonces, tienen pues algunos meses como para que la piensan y que nos la manden pues, sus palabras, sus pensamientos y sus planes para que así se viera pues este fruto, pues, de lo que estamos haciendo y más eso de que pues nos vayamos poniendo de acuerdo de que así lo ven, pues de que para diciembre sea pues el encuentro, pues, así entre ustedes, y que veamos dónde o le pedimos pues, aquí al compañero, pues el Doc, si es acá o cómo pues, sería pensarlo ahí eso pues. Eso es lo que les queremos platicar pues, compañeros, hermanos y hermanas, muchas gracias.

Fuente: Enlace Zapatista
-.-

18/1/17

Asesinan a Isidro Baldenegro defensor de los bosques de la Sierra Tarahumara

Isidro Baldenegro

Mario Marlo
Somoselmedio 17/01/2017

Chihuahua, Chihuahua, 17 de enero 2017.- Este fin de semana fue asesinado Isidro Baldenegro López, luchador social indígena, defensor de los bosques de la Sierra Tarahumara  que recibió el Premio Goldman 2005 para Norteamérica.

El defensor fue encontrado muerto en la casa de un familiar en la comunidad de Coloradas de la Virgen, del municipio de Guadalupe y Calvo.  

El dirigente indígena tarahumara quien fuera defensor de los derechos humanos y miembro de la Fuerza Ambiental  grupo ecologista de Chihuahua, realizó una larga lucha para proteger la tala descontrolada de árboles en zonas forestales.

 El 29 de marzo del 2003, agentes de la Policía Judicial del Estado (PJE) detuvieron sin orden judicial a Isidro Baldenegro López acusándolo de posesión de armas de fuego y marihuana por lo que fue recluido en la prisión federal de Chihuahua.

Ese mismo año, Isidro fue nombrado por Amnistía Internacional como preso de conciencia quedando absuelto de los cargos  15 meses después  debido a falta de pruebas.

El caso del asesinato de Isidro se suma al de más de 30 defensores de derechos humanos que han sido asesinados en los últimos años en México. Actualmente el Relator Especial de la ONU, el Sr. Michel Forst se encuentra realizando una visita a México para conocer y documentar la situación de los defensores y defensoras de derechos humanos.

-.-

Más info:

Asesinan a indígena defensor del medio ambiente en la Sierra Tarahumara

-.-